Lambchop – Mr. M

Lambchop Mr. M 2012 – Merge / City Slang . . … Luego de cuatro años y dejando atrás aquel OH (Ohio) de 2008, Lambchop vuelve a traernos...
Lambchop-Mr.-M

Lambchop

Mr. M

2012 – Merge / City Slang

[8.0]

.

.


Luego de cuatro años y dejando atrás aquel OH (Ohio) de 2008, Lambchop vuelve a traernos algo de su alt-country con un disco dramático y sublime. En él demuestran que siguen explorando diferentes direcciones, al mismo tiempo que conservan su firma: un sonido exuberante.

Mr. M es una colección de meditaciones sobre el amor, la pérdida y el detritus de la existencia cotidiana. El núcleo de la música se refugia en arreglos de cuerdas exactos, bajos elegantes, pianos sutiles y baterías jazzeras que conservan un vínculo orquestal adyacente a la música de cámara. Si a eso le agregamos el sonido folk-country y el graznido suave, profundo y cálido de la voz de Kurt Wagner nos queda un disco fascinante por donde se lo mire.

El disco captura y expresa las sensaciones de Wagner al afrontar la muerte de su colega Vic Chesnutt. Lambchop colaboró en su disco The Salesman and Bernadette (1998) y desde entonces Kurt compartió con él una afectuosa amistad hasta que Vic se quitó la vida, allá por 2009, oprimido por las secuelas y consecuencias de un accidente automovilístico.

Para comenzar If not I’ll just Die invoca al espíritu de Frank Sinatra para elaborar una pieza que desborda sensibilidad. Después de otra canción suave, 2B2, llega el primer sencillo del álbum, Gone Tomorrow, con un estribillo que termina siendo pegadizo. Buscando la manera de conservar la esencia del álbum sin tener que mencionar palabra alguna nos encontramos con instrumentales como Betty’s Overture o Gar, siendo esta ultima un digno ejemplar de un pop de cámara inspirado en los años 60’s, impulsada por el bajo y envuelto por unos coros seductivos.

En Nice without Mercy, la voz de Wagner es objeto de un uso excelente, que armoniza para crear lo que sólo puede ser descrito como una disonancia hermosa al igual que en la romántica Buttons o en Kind Of. Pisando un camino country más clásico nos encontramos con The Good Life (is Wasted) que es a la vez la única pieza del disco en la que se podrá apreciar la retraída presencia de una guitarra con distorsión.

Ya despidiéndose, Never my Love finaliza un disco en el que se inducen sensaciones que alcanzan sencillamente a sus oyentes y es capaz de provocar emociones dispares como la calidez o un oscuro sinsabor.

-

DEGUSTACIÓN

GONE TOMORROW

-

Sin comentarios

En La Mira

Newsletter



Comparte con tus amigos










Enviar
Comparte con tus amigos










Enviar
Comparte con tus amigos










Enviar
Comparte con tus amigos










Enviar
Comparte con tus amigos










Enviar
Comparte con tus amigos










Enviar
Comparte con tus amigos










Enviar